#QUEDATE EN CASA

#QUEDATE EN CASA

El Salvador Green Building Council ante las medidas brindadas por el Gobierno de El Salvador para la prevención de propagación del COVID-19, ejercemos nuestro trabajo bajo la modalidad TRABAJO EN OFICINA, por lo que estamos operando al 100% a la normalidad posible en nuestros horarios habituales.

Ante este reto que enfrentamos, quedarse en casa es un acto de responsabilidad, compromiso y liderazgo; para el bien de nuestra salud y de nuestros seres queridos.

Sugerimos tomar en cuenta las recomendaciones de higiene y salud recomendados de la Organización Mundial de la Salud – OMS, apoyando la campaña de DISTANCIAMIENTO SOCIAL, evitando la sobreinformación de fuentes no confiables que generan preocupación y ansiedad en estos momentos de crisis.

¡Con el apoyo de nuestros miembros y aliados, seguiremos operando con positivismo y saldremos adelante juntos!
Agregamos algunas recomendaciones especiales que son de ayuda para nuestra productividad y bienestar durante estas fechas:

· Establecer y mentalizar horarios de trabajo.
· Acondicionar un espacio en casa, ventilado, ordenado y tranquilo para favorecer la concentración, garantizando espacios con luz adecuada, ventilación y mobiliario adecuado para trabajar.
· Programar tiempos de descanso (no extender más de 15 minutos).
· Aprovechar la tecnología, para optar tomar cursos en línea, diplomados, y mantener constante trabajo por medio de plataformas de videoconferencias con tu equipo de trabajo.
· Buscar la comodidad, pero no excederse. Ya que puede generar desconcentración.
· No mezclar actividades del hogar con actividades de trabajo.

QUÉDATE EN CASA: ESTRATEGIAS PARA REALIZAR TRABAJO DE OFICINA EN CASA

QUÉDATE EN CASA: ESTRATEGIAS PARA REALIZAR TRABAJO DE OFICINA EN CASA

Ante la situación que se vive a nivel mundial acerca del virus COVID-19, la Organización Mundial de Salud OMS brindó recomendaciones a las compañías, empresas e instituciones de buscar modalidades alternas de trabajo con el fin de evitar las aglomeraciones; ya que son potenciales focos de infección para la propagación del virus. Por lo que la modalidad de HOME OFFICE o Trabajo desde Casa, se promueve de modo que con el apoyo de la tecnología es posible cumplir con los horarios de trabajo adecuados.

Ante esta modalidad existen dificultades en cumplir con las tareas laborales y que éstas no se mezclen con las tareas del hogar, por lo que se brindan algunas recomendaciones prácticas para facilitar el trabajo en el hogar.

En primer lugar, las compañías deben brindar a sus empleados la tecnología necesaria para desarrollar las actividades laborales de manera remota teniendo en cuenta tres aspectos fundamentales:
Flexibilidad laboral
Trabajo en equipo
Uso de nuevas tecnologías
Dentro de las recomendaciones para trabajar desde casa sin que afecte la productividad, los resultados y la salud de los empleados, se encuentra:

Acondicionar un espacio en casa, ventilado, ordenado y tranquilo que favorezca a la concentración, garantizando luz y mobiliario adecuado para trabajar.
Establecer y mentalizar horarios de trabajo.
Programar tiempos de descanso. Se recomienda que sean máximo de 15 minutos.
Aprovechar la tecnología, para optar a tomar cursos en línea, diplomados, y mantener constante trabajo por medio de plataformas de videoconferencias con el equipo de trabajo.
Buscar la comodidad, pero no excederse. Ya que puede generar desconcentración.
Establecer una rutina diaria con el fin de dividir las actividades de trabajo, hogar y salud para mantener un equilibrio.

Es importante mantener una alimentación sana por medio de una planificación de las comidas diarias y el establecimiento de horarios para el consumo, que contribuye a fortalecer el sistema inmune; y realizar ejercicios moderadamente para brindar una sensación de bienestar, disminuyendo los niveles de estrés y aumentando la actividad durante el día.

ESTÁNDARES ASHRAE Y SU APLICACIÓN EN LA CERTIFICACIÓN LEED 

ESTÁNDARES ASHRAE Y SU APLICACIÓN EN LA CERTIFICACIÓN LEED 

Las edificaciones sostenibles, especialmente las que cuentan con una certificación reconocida como LEED, WELL, EDGE; tiene referencia a estándares y normativas de instituciones compuestas por expertos para garantizar el bienestar de los espacios interiores; por lo que en temas tales como la calidad de ambiente interior, tienen referencias tales como los estándares de las ASHRAE que considera cada una de las características que debe tener un espacio para generar bienestar en los usuarios

La Sociedad Americana de Ingenieros de Calefacción, Refrigeración y Aire Acondicionado ASHRAE (por sus siglas en inglés) es una asociación de tecnología para edificios con más de 56.000 miembros mundialmente, concebida en 1959 debido a la fusión de la Sociedad de Ingenieros de Calefacción y Aire Acondicionado (ASHAE) fundada en 1894, y la Sociedad Americana de Ingenieros de Refrigeración (ASRE) fundada en 1904. 

La asociación y sus miembros se enfocan en los sistemas de edificios, la eficiencia energética, la calidad del aire interior y la sostenibilidad. Es por esto que el cumplimiento de estos estándares son parte fundamental para un buen desarrollo de proyectos sostenibles. Dentro de la Certificación LEED (link articulo certificaciones) toma como referente los estatus establecidos dentro de los estándares, enfocados en la optimización en las categorías de energía y calidad de ambiente interior, los cuales se detallan a continuación:

ANSI/ ASHRAE/ IESNA Standard 90.1 “Standard de Energía para edificaciones, excepto los edificios residenciales de baja altura”. El propósito de este estándar es brindar los requerimientos mínimos para un diseño energético eficiente desde una línea base para comparar con el modelado energético del proyecto a intervenir, todo esto indicado en el apéndice G del estándar. 

ANSI/ASHRAE/ USGBC /IES Standard 189.1
 el propósito de esta norma es proporcionar enunciados que mejoren la manera de concebir el emplazamiento diseño, construcción, y operación de proyectos sostenibles.

ANSI / ASHRAE 62.1, “Ventilación para una Calidad de Aire Interior Aceptable”, describe las tasas mínimas de ventilación y monitoreo para lograr una calidad de ambiente por medio de ventilación mecánica y natural al interior de los espacios, que proporcione confort, bienestar y productividad para los ocupantes, minimizando los efectos adversos para la salud. Estos requerimientos son fundamentales para garantizar los requerimientos mínimos adecuados para un buen desempeño de la calidad de ambiente interior en LEED por medio de estrategias como la implementación de sensores de dióxido de carbono y accesibilidad a termostatos.

ANSI / ASHRAE 55, “Condiciones Ambientales Térmicas para la Ocupación Humana”, especifica las condiciones térmicas adecuadas para los ocupantes y es aplicada durante la etapa diseño, operación y comisionamiento de la climatización del edificio. Esta normativa es la referencia para el crédito Confort Térmico en la certificación LEED tomando en cuenta la base de datos sobre el clima donde se encuentra el proyecto además de documentar la humedad relativa, la temperatura al exterior y brindar controles de regulación del aire con el fin de brindar confort térmico en los usuarios.

ASHARE 52.2 “Método de prueba de dispositivos de limpieza de aire de ventilación general para la eficiencia de eliminación por tamaño de partículas”, está busca el garantizar que fluya el aire por medio de la inyección de aire exterior y así nivelar los niveles de CO2 concentrado en un espacio. Cada sistema de ventilación debe de tener filtro que regule las partículas exteriores que puedan afectar la salud de las personas, estos deben de contar con un mínimo de eficiencia valor reportado (MERV, por sus siglas en inglés) en LEED en su crédito Estrategias que promuevan la Calidad de Ambiente Interior se requiere que sean de nivel MERV 13 o superiores, estos deben de tener su respectivo mantenimiento para garantizar su funcionalidad.

El cumplimiento de los requerimientos mínimos de los estándares alta exigencia de ASHRAE, promueven la optimización de energía y calidad de ambiente interior en la etapa de diseño, construcción y mantenimiento de un proyecto sostenible, teniendo como resultado un nivel superior en la certificación LEED donde se garantice la eficiencia energética por medio del cumplimiento de la categoría Energía y Atmósfera  y el bienestar en la salud de los ocupantes aplicados dentro de la categoría Calidad de Ambiente Interior

Boletín Febrero 2020

CALIDAD DE AMBIENTE INTERIOR BAJO ESTÁNDARES INTERNACIONALES: CERTIFICACIÓN WELL

CALIDAD DE AMBIENTE INTERIOR BAJO ESTÁNDARES INTERNACIONALES: CERTIFICACIÓN WELL

Según la OMS las personas pasan el 90% de su tiempo en interiores, el cual destaca la importancia de que estos espacios sean saludables y que puedan generar bienestar. Y existen muchos factores que deben tener los espacios interiores para lograr la calidad y el confort.

Es por ello que el Well Building Institute WBI desarrolló WELL, que es una certificación para edificaciones sustentables basada en los sistemas del cuerpo humano que permite a los equipos de proyecto medir, certificar y monitorear las características del entorno construido que impactan a la salud y bienestar a través 7 conceptos basados en: Aire, agua, alimentación, actividad física, iluminación, confort térmico, sonido, materiales, mente y comunidad. 

 

Al ser el aire un factor esencial en un espacio interior, por el impacto que genera su calidad afectando directamente a la salud de los individuos, produciendo trastornos como asma, alergias y enfermedades relacionadas con las vías respiratorias; Well sugiere la eliminación de las fuentes de contaminación interna, el control de la humedad y la ventilación con extractores de techo. Y respecto al agua busca garantizar la calidad y la disponibilidad para todos los ocupantes.

 

Los espacios de trabajo también contribuyen a la mala alimentación, como snacks y comidas poco favorables,  y a una disminución de la actividad física debido al poco tiempo disponible para desarrollarlas. Por lo que la certificación busca fomentar el fácil acceso a alimentos saludables para mejorar el sistema digestivo de los ocupantes. Al igual que la incorporación de instalaciones para ejercitarse dentro o cerca del lugar de trabajo, y promover el uso de escaleras con el fin de aumentar la actividad física, y así prevenir enfermedades crónicas.

 

La iluminación insuficiente o un diseño de iluminación inadecuado puede provocar  una desviación de la fase circadiana afectando el patrón del sueño; por tanto los ocupantes deben contar con una iluminación que corresponda a cada momento del día por medio de entradas de luz natural o sistemas eficientes de luz artificial, que tiene beneficios positivos en la digestión y aumento de la agudeza visual;  y espacios confortables que aumenten la productividad por medio de reguladores de temperatura, la disposición de espacios acústicos y muebles ergonómicos.

 

La mente juega un papel vital en la salud y bienestar de cada individuo. Es por eso que se busca promover una atmósfera que genera un estado mental saludable con el objetivo de tener beneficios físicos y psicológicos significativos  través de la creación de políticas laborales mediante la integración de espacios de relajación, la reducción de las jornadas laborales y establecimientos de descanso.

 

La certificación WELL genera un ambiente confortable y saludable aumentando la productividad gracias a la satisfacción por parte de los empleados; y disminuyendo el absentismo.