EL RECICLAJE COMO ESTRATEGIA PARA LA DISMINUCIÓN DEL IMPACTO AMBIENTAL

EL RECICLAJE COMO ESTRATEGIA PARA LA DISMINUCIÓN DEL IMPACTO AMBIENTAL

La aplicación de estrategias de reciclaje en la construcción, que es aquel que busca prolongar el ciclo de vida de los productos, sustancias y materiales a través de técnicas de transformación; es necesaria para lograr disminuir la cantidad de nueva materia prima que se integra a las edificaciones, la energía incorporada en las etapas a lo largo del proceso y la reducción de las emisiones de CO2, lo cual tiene un resultado positivo en el medio ambiente.

Existen tipos de reciclaje que dependen de la naturaleza de los materiales, dentro de los cuales están:

· Reciclaje del papel. Se pueden reciclar ciertos tipos de papel para fabricar pulpa celulosa y papel de inferior calidad al original.
· Reciclaje de metales. Se funden productos metálicos como aluminio, cobre y otros metales blandos para elaborar nuevos, y así disminuir la compra de nueva materia prima.
· Reciclaje de envases plásticos. Los envases de plásticos enteros pueden ser reciclados siempre y cuando se higienicen correctamente.
· Reciclaje de aceites. El aceite de cocinar es un potente contaminante del agua, que puede recogerse y emplearse mediante procesos de filtrado y purificación, como lubricante de maquinaria.
Es importante mencionar que no se puede someter a este proceso de transformación a todos los materiales; debido a su composición, falta de tecnología adecuada o baja demanda; por lo que es necesario separarlos y almacenarlos en depósitos controlados ya que no se pueden aprovechar para otro uso.

Dentro de los materiales no reciclables están:

· Papeles: Papel de revista, servilletas, vasos de papel, papel de fotos, etiquetas autoadhesivas.
· Vidrios: Bombillos, tubos fluorescentes, cristales de ventanas, espejos, macetas, gafas de sol.
· Textiles: Telas contaminadas con pinturas, combustibles, entre otras cosas.
· Metales: Latas con sustancias como pintura y aerosoles.

Una de las principalmente responsables del consumo excesivo de los recursos naturales y la generación de grandes cantidades de desechos contaminantes es la industria de la construcción desde la fase inicial hasta las demoliciones y remodelaciones de los edificios impactando al medio ambiente. Por lo que es necesario como primer paso, seleccionar los materiales que se pueden reciclar como: el concreto, la mampostería, acero estructural, aluminio, madera, paneles de yeso, baldosas, entro otros; y determinar el destino para un procesamiento adecuado transformándolos en nueva materia prima que se puedan utilizar en futuros proyectos con el fin de reducir el consumo de recursos y disminuir el volumen total de residuos beneficiando en el ámbito económico, social y ambiental.

Algunas de las ventajas que tiene la aplicación del proceso de reciclaje en diversas áreas, tanto de trabajo como en el hogar, son: la reducción de la energía en la generación de los productos, ya que al contar con materia prima reciclada el proceso de fabricación se reduce, por lo que requiere menos energía; la reducción de los costos de producción; la contribución a la conversación de los recursos naturales; la reducción del volumen de los residuos sólidos, que generalmente van dirigidos hacia los vertederos municipales.