Producción y consumo circular de materiales

Producción y consumo circular de materiales

A lo largo del tiempo la industria de la producción se ha desarrollado bajo un eje lineal, donde el producto se concibe con la idea de tener un fin establecido luego de su uso, convirtiéndolo en su ciclo final como un desperdicio, inhabilitando la capacidad de retomarlo o de este convertirse en algo más. Este ha sido el modo de trabajo dominante en la industria de la construcción y diseño, sin embargo; recientemente este método ha iniciado a cambiar hacia uno circular.

La producción y consumo bajo el enfoque de economía circular es un modelo cuyo objetivo es reemplazar los materiales de extracción vírgenes por materiales reciclados, reutilizados, existentes para la creación de nuevos y así extender el ciclo de vida de los productos. Esto surge ante la necesidad de proteger los recursos naturales, disminuir la contaminación a causa de la alta generación de desechos bajo la obsolescencia programada (periodo de tiempo determinado para el funcionamiento de productos) y la concientización de los impactos ambientales que el ciclo de producción genera.

De acuerdo a datos del Banco Mundial anualmente se consumen 100 billones de toneladas de materiales, esto es el triple del consumo en los últimos 50 años y se proyecta que este número incrementé en un 70% para el 2050. Además, anualmente se generan 32 billones de toneladas de desperdicio.

Ante estos desafíos durante años se han creado diversas iniciativas para implementar el método circular donde se promueva la innovación y un impacto positivo al planeta y las personas, tal es el caso de Cradle to Cradle to Products Innovation Institute ente encargado de certificar productos y guiar empresas manufactureras a que sus productos sean fabricados de manera segura, circular y responsable. Basándose en que cumplan parámetros adecuados que evalúan el impacto del material a la salud de las personas, su reutilización, fuentes de energía y carbono emitido en su producción, su consumo de agua, y el impacto social del mismo.

De igual manera en el sector construcción se ha desarrollado programas que trabajan bajo este fin como TRUE sistema de certificación el cual busca que los proyectos alcancen la meta de cerrar ciclos de residuos, su disminución de huella del carbono y apoyo a la salud pública. Los proyectos obtienen la certificación al cumplir con siete requisitos y obtener al menos 31 puntos en su sistema. Entre estos comprende requerimientos como el rediseñar los procesos, reducir consumos y desechos, reutilizar productos y servicios, compostaje, reciclaje, reportes y análisis de cero desperdicios, compras, liderazgo, capacitaciones, ciclos cerrados, prevención de materiales contaminantes, e innovación.

Estas y otras iniciativas buscan el replantear la manera en la que se diseña, fabrica y construye. Pensando en un ciclo natural y técnico donde se buscó el enfoque regenerativo, donde puedan retornar biológicamente a la tierra o servicios que sean ser previamente optimizados para ser desmontable y reutilizables, generando impacto positivo en la calidad y el valor de un producto. Esto es importante ya que la economía circular tiene el potencial de reducir la necesidad de reducir la extracción fuentes de materiales vírgenes a un 28% y con esto reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de actualmente un 50% a un 39%.

Como consumidores, especialmente en el sector construcción, es importante desarrollar un criterio de selección de productos y servicios que sean apoyados por programas, certificaciones y métodos que favorezcan la economía circular. Los beneficios son mucho, esto aportará a proteger los recursos naturales existentes, potenciar la salud de las personas, reducir la huella de carbono, promover una economía sostenible, competitividad e innovación. Adquiramos el compromiso de ser responsables en nuestros consumos que sean necesarios y requerir métodos circulares en nuestro día a día.

Mujeres en la construcción sostenible

Mujeres en la construcción sostenible

La construcción sostenible avanza a lo largo del mundo buscando expandir su aplicabilidad y sus beneficios en el entorno social, económico, y ambiental. Esto ha sido posible gracias a la aplicación de muchos expertos hombres y mujeres. Sin embargo, el sector construcción es una de las industrias con menor porcentaje de participación femenina.

La presencia femenina en el sector construcción es de suma importancia por muchas razones para poder acortar la brecha de la desigualdad, obtener mejores resultados en proyectos, alcanzando el cumplimiento de diversas necesidades de la comunidad.

El camino hacia una equidad en la industria de la construcción en general aún se encuentra en proceso, pero hay muchos avances a lo largo de los años que enfatiza la sostenibilidad como medio para poder alcanzarlo aún más rápido ya que en este tema se percibe mayor involucramiento de mujeres con el objetivo de proteger vidas, buscando la equidad y participación multidisciplinaria en proyecto.

Más allá de los números, hay muchas historias de mujeres líderes que promueven y han participado en el desarrollo de la construcción sostenible en El Salvador, destacando al ser cabezas de entidades, empresas, organizaciones, que innovan con sus proyectos, diseños, normativas. Además de formarse continuamente creciendo profesionalmente acreditandose en diferentes certificaciones internacionales, siendo pioneras en el país en brindar estrategias de construcción sostenible en diversos tipos de proyectos. Muchas de ellas han formado parte de eventos, congresos, workshops internacionales como expositores invitadas especiales presentando sus investigaciones, resultados, proyectos emblemáticos en el país alrededor del mundo.

A continuación, mencionamos a algunas de muchas mujeres que diariamente trabajan en poner el alto el género femenino y contribuir al país liderando programas nacionales e internaciones, proyectos basado en certificaciones de alto nivel, investigaciones, análisis, todas en ramas de arquitectura e ingeniería, oficinas de planificación, área normativa, en el sector banca, en el sector institucional, organizaciones no gubernamentales, académica, empresarial, entre otros:

Arq. Heidi de Cienfuegos, Arq. Yolanda Bichara, Arq. Diana Guerra, Arq, Eleonora Sol, Arq. Tania Sanchez, Arq. Mayra Diaz, Ileana Laínez, Emperatriz Mayorga, Claudia López, Claudia Fuentes, Ingrid Alfaro, Katya Cruz, Laurita Quintanilla, Cecilia Olmedo, Lilian Monterrosa, Celina Cruz, Karla Miranda, Tatiana Miranda, Alice Jaspersen, Flor Lacayo, Susana Castro, Mónica Chávez, Eleonora Gutiérrez, Carolina Baiza, Carolina Arévalo, Carmen Avalos, Gladys Manzanares, Berenice Campos, Iris Obyrne, Eva de Mendoza, Virginia Trujillo, Gabriela Fuente, Xiomara Martinez, Karina Salguero, Xiomara Araniva Cristi Gerónimo, Eva de Mendoza, Illy Palacios, Claudia García, Carolina Alvarenga, Melissa Montalvo, y muchas más.

A nivel regional tenemos representantes y líderes que desempeñan un papel clave en el trabajo transformador de la construcción sostenible: Destacando a Juanita Alvarez, Nicolette Bohnett, Mabel Carrero, Alejandra Cabrera, Pamela Castellan, Lorena Rios, Briggite Solis, Viviana Valdivieso, Maria Fernanda Aguirre, Francesca Mayer entre más que forman parte de los equipos de los green building councils.

Así como las líderes que rompen la brecha del trabajo de las mujeres en la construcción sostenible como son nuestras amigas y aliadas; Alicia Silva, Lourdes Salinas, Maria José Ceja, Maria Matamoros, Lorena Pupo, Angelica Ospina, Maria Alexandra Cardona, Rebeca Ortiz, Gautami Palanki entre muchas más.

El mundo camina hacia la transformación de la construcción sostenible, donde las mujeres juegan un rol clave en los avances y lograr la sostenibilidad en nuestro planeta.

Eficiencia Energética en Edificaciones

Eficiencia Energética en Edificaciones

La población mundial avanza a ritmos altos, cada día aumenta la producción de todo tipo dentro de distintos sectores, lo que ha hecho que el consumo energético sea mayor. Mucha de esta generación de energía proviene de combustibles fósiles (petróleo, gas, carbón) teniendo altos impactos negativos ambientales a la atmósfera. Una manera para poder aportar a reducir estos impactos es a través de un uso adecuado de la fuente.

La eficiencia energética es el uso eficiente de la energía. Un aparato, proceso o instalación es energéticamente eficiente cuando su consumo es inferior a la media de energía para realizar una actividad. Con esto se busca contribuir de forma decisiva a la lucha contra el cambio climático, mediante la reducción de la intensidad energética y habituando al usuario a consumir lo necesario y no más.

Actualmente el consumo de energía es el factor que más contribuye a la emisión de gases de efecto invernadero, con la proliferación de equipos como computadoras, equipos electrónicos, uso de equipos de aire acondicionado y ventilación, estos efectos aumentan. La mayoría de estos se centralizan en un lugar: las edificaciones. Según el Green Building and LEED Core Concepts Guide, estas son responsables de entre el 24% al 50% de consumo de energía mundial, y del 38% de emisiones de CO2. Considerando que la vida útil de un edificio es entre 50 a 100 años, es de fuerte importancia trabajar en mitigar estos impactos.

Es por eso que dentro de la certificación LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) se encuentra la categoría: Energía y Atmósfera, donde se busca la reducción del consumo de energía en las edificaciones por medio de una metodología de diseño sostenible, y estrategias que busquen la eficiencia energética como una buena selección de los sistemas, mediciones constantes de consumos, implementación de energías renovables entre otros. Una herramienta fundamental para lograr estos objetivos es el modelado energético, este logra obtener una previsualización del desempeño energético del edificio, por medio de simulaciones energéticas que muestran los consumos esperados (relacionados con iluminación, equipos, aire acondicionados entre otros) durante su operación, permitiendo comparar e identificar la selección de sistemas que generen la mayor eficiencia, analizando su retorno financiero por el ahorro generado y sus impactos ambientales.

En línea con la búsqueda de disminuir las emisiones de CO2 generadas por las edificaciones, surgen proyectos sostenibles e innovadores como los Edificios de Energía Cero o NZEB por sus siglas en inglés Net Zero Energy Building, donde genera su propia energía por medio de fuentes renovables siendo igual a su consumo energético obteniendo un balance energético cero. Estas edificaciones aportan a la descarbonización del entorno construido, y son un medio para alcanzar diversos compromisos mundiales como el del acuerdo de París en reducir las emisiones globales como parte de la agenda del año 2030.

Además, existen diversos programas voluntarios que buscan la implementación de estrategias responsables sobre manejo de energía. Algunas de estas son la norma ISO 50001 desarrollada por ISO (International Organization for Standardization) en el que se determinan los requisitos para la gestión de la energía en una organización, buscando integrar un sistema de Gestión Energética ayudando a las empresas a implantar una política energética y a gestionar adecuadamente los aspectos energéticos derivados de su actividad. De igual manera en el mercado de productos de consumo energético encontramos las etiquetas energéticas de la Unión Europea donde clasifica la eficiencia energética de un producto mediante una escala de la A a la G, siendo “A” la más eficiente y “G” la menos eficiente.

La aplicación completa de la Eficiencia Energética es un reto que se debe abordar en conjunto, sabiendo que este es el modo más rápido, económico y limpio de reducir nuestro consumo energético y reducir así las emisiones de gases de efecto invernadero. Las estrategias van más allá de solo la implementación de energías renovables, es diseñar y construir pensando en eficiencia, en seleccionar adecuadamente sistemas, apagar los equipos que no estén en uso, todo con el fin de maximizar la eficiencia y reducir el consumo energético y así los impactos al planeta.

Objetivos de Desarrollo Sostenible incidencia en las edificaciones sostenibles

Objetivos de Desarrollo Sostenible incidencia en las edificaciones sostenibles

En 2015 diversos líderes del mundo adoptaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) implementados por Naciones Unidas. Como un llamado global que están formulados para erradicar la pobreza, promover la prosperidad y el bienestar para todos, proteger el medio ambiente y hacer frente al cambio climático a nivel mundial como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Algunos de estos principios las edificaciones sostenibles son un medio para ayudar a alcanzarlos.

Cuando vemos un edificio a primera vista sólo vemos una estructura, pero detrás de este se encuentra un proceso que lo lleva a ser un medio para remediar algunos de los problemas que enfrenta el planeta. Las edificaciones sostenibles ofrecen la oportunidad de ahorrar energía, disminuir emisiones de carbono, de crear fuentes de trabajo, fortalecer la comunidad, mejorar la salud y el bienestar de sus usuarios y disminuir el impacto al medio ambiente.

Los ODS se conforman por 17 objetivos universales cada uno con metas específicas (169 metas y 231 indicadores) que deben alcanzarse para 2030. Esta agenda busca expresar el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas y construir una verdadera alianza para el desarrollo donde todos los países participan. De acuerdo al análisis del World Green Building Council los edificios sostenibles tienen fuerte incidencia en su cumplimiento en los siguientes:

Objetivo 3: Salud y Bienestar.

Los edificios sostenibles son un medio para mejorar la salud y el bienestar de los usuarios, especialmente en la actualidad con el covid-19 es importante garantizar la salud al interior de los espacios donde las personas desarrollan diversas actividades. Por medio de estrategias que favorezcan la calidad de ambiente interior, selección y diseño adecuado lumínico, vistas de calidad generan impactos positivos en la salud y bienestar a los usuarios de todas las edades.

Objetivo 7: Energía Asequible y no contaminante.

Las edificaciones consumen más del 40% de energía a nivel mundial, sin embargo, los edificios sostenibles o los edificios de cero energía neta toman una postura diferente, optando por fuentes de energía renovable, esta no emite emisiones de carbono, disminuye el impacto al medio ambiente y posee precios accesibles.

Objetivo 8: Trabajo decente y crecimiento económico

En los últimos años la demanda de construcción sostenible ha crecido mundialmente lo cual ha generado el aumento de crecimiento económico y oportunidades laborales en el rubro. Desde especialistas en el área de sostenibilidad, diseñadores, constructores, desarrolladoras que trabajan con el objetivo de sostenibilidad.

Objetivo 9: Industria, innovación e infraestructuras.

El diseño de edificios verdes se enfoca también en los efectos a largo plazo del mismo, asegurando que sean resilientes y adaptables al cambio climático globales que se enfrentan. Estos diseños deben solventar necesidades globales y locales generando infraestructuras que se alineen a los futuros objetivos de agenda por medio de la innovación y tecnología.

Objetivo 11: Ciudades y comunidades sostenibles.

Casi un 60% de la población mundial vivirá en áreas urbanas para el 2030 por lo que garantizar que sean sostenibles es importante. Los edificios son las fundaciones para las ciudades, y los edificios sostenibles medios para impulsar la sostenibilidad a nivel local. El entorno construido contribuye al desarrollo de las comunidades, espacios públicos, y dinamismo de la ciudad. Diversas certificaciones de construcción sostenible desarrollan estándares de estrategias que favorezcan a la comunidad y el medio ambiente.

Objetivo 12: Producción y consumo responsable

La construcción sostenible tiene un papel importante en cómo prevenir y reducir los desechos a través del re uso y reciclaje de materiales. Utilizando principios sobre un ciclo de vida circular, donde los recursos no se desperdician y se reutilicen de una manera responsable desde su su extracción, uso, y su disposición final, disminuyendo los impactos al medio ambiente y la salud.

Objetivo 13: Acción por el clima.

Las edificaciones son responsables del 30% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Sin embargo, las edificaciones sostenibles por medio de la toma de decisiones responsables en su desarrollo pueden disminuir sus emisiones de carbono, por medio de la eficiencia energética, materiales adecuados etc. Ayudando a combatir el cambio climático.

Objetivo 15: Vida de ecosistemas terrestres.

Las certificaciones de edificios sostenibles resaltan la necesidad de reducir el consumo de agua, el valor de la biodiversidad y la importancia de protegerla, e incorporar a los espacios durante y después de la construcción. Deteniendo y revirtiendo la desertificación, y la pérdida de biodiversidad.

Objetivo 17: Alianzas para lograr los objetivos.

A través de la construcción sostenible se pueden establecer fuertes alianzas para trabajar en expandir soluciones colaborativas para el desarrollo de edificios sostenibles. El World Green Building Council posee el mismo fin, su trabajo ha logrado crear grandes alianzas globales como declarando el Día de las edificaciones como parte de la agenda COP21.

Las edificaciones sostenibles poseen muchas estrategias aplicables, replicables e innovadoras que los convierten en un medio para poder alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). El sector construcción adquiere el compromiso de trabajar en conjunto para alcanzar un crecimiento económico, producción responsable, creando alianzas para crear ciudades sostenibles y resilientes donde se proteja el medio ambiente deteniendo el cambio climático, y brindando un entorno de bienestar y saludable a las personas.

Credenciales LEED

Credenciales LEED

La certificación LEED Leadership in Environmental and Energy Design, es un programa voluntario reconocido a nivel mundial para el diseño, construcción y operación de edificaciones sostenibles de alto rendimiento desarrollado por el U.S. Green Building Council (USGBC). El proceso para que una edificación opte por una certificación LEED está a cargo del equipo del trabajo del proyecto conformado por un grupo de expertos especialmente por acreditados LEED quienes conocen de primera mano las estrategias y el sistema a evaluar.
Las credenciales LEED denotan competencias en el ámbito de diseño, construcción y operaciones sostenibles de edificaciones. Demostrando que la persona es un líder y participante activo en el ámbito de sostenibilidad. Brindando muchos beneficios en el ámbito laboral por su conocimiento, experiencia y credibilidad estando al día con los requerimientos antes las nuevas necesidades ambientales.
Existen dos niveles de acreditación a optar: el primer nivel es LEED Green Associate, la segunda con lleva mayor especialización es LEED AP (Accredited Professional). La manera de obtener estas credenciales es por medio de un examen que mide el conocimiento. LEED Green Associate es la primera etapa para ingresar el mundo de la sostenibilidad LEED, afirma la compresión sobre los principios y prácticas generales sobre construcción sostenible, sistemas de clasificación, categorías y créditos LEED, y cómo poder apoyar en un equipo de en proyecto LEED. A esta pueden optar estudiantes y profesionales.
El examen contiene 100 preguntas de selección múltiple y se requiere un puntaje de 170 para aprobar el examen con un tiempo de 2 horas para poder resolverlo. Las modalidades para tomar el examen son presenciales, en las instalaciones de Prometric a través de su plataforma, actualmente debido a la pandemia se puede realizar por medio de su plataforma en línea. Este se encuentra disponible en diversos idiomas como inglés y en español.
La credencial LEED Green Associate se encuentra habilitada durante dos años, durante este tiempo el acreditado debe realizar 15 horas de educación continua, comprendidas entre educación, experiencia en un proyecto leed, publicaciones, y voluntariado. Si este requerimiento no se cumple la credencial expira y se deberá aplicar a tomar de nuevo el examen.
La acreditación LEED AP es una credencial que distingue a profesionales con conocimiento avanzado en construcción sostenible, y una especialización en un sistema de clasificación LEED. Algunos del requerimiento para optar por esta credencial es ser mayor de 18 años, tener una credencial LEED Green Associate activa y estar de acuerdo con los requerimientos del Green Business Certificacion Inc. GBCI, entidad externa e independiente que administra las certificaciones de proyectos, acreditaciones profesionales y los certificados de diferentes certificaciones y programas de construcción sostenible.

Las especialidades de la credencial AP son: LEED AP BD+C Building Design and Construction, LEED AP ID+C Interior Design and Construction, LEED AP O+M Operations and Maintenance, LEED AP Homes, LEED AP ND Neighborhood Development. Para obtener la credencial se debe pagar una tarifa establecida por USGBC. De igual manera para mantener la credencial es necesario obtener 30 horas de educación continua durante dos años. La modalidad del examen AP es similar al formato del examen LEED Green Associate; mismo puntaje y duración, de igual manera puede realizarse de manera presencial o virtual.

Poseer una credencial LEED permite obtener muchos beneficios ofreciendo mayores oportunidades laborales por él destacando conocimiento, y el ingreso a un fuerte mercado de crecimiento dentro de una red mundial de relaciones con profesionales, empresas, organizaciones e individuos que se unen para alcanzar objetivos en común en lo económico, ambientales y social. Todo los acreditados forman parte de un directorio de profesionales ubicado en la página web de U.S. Green Building Council (USGBC) donde se muestra su perfil de información de contacto, compartiendo espacio con muchos expertos de la rama y acreditados de todo el mundo y un punto de ubicación para futuros proyectos.

Las acreditaciones LEED Green Associate y LEED AP son una oportunidad para darse a conocer en el mercado de la construcción sostenible, expandiendo el conocimiento y competencia creando proyectos ejemplares LEED.