Programa Building Efficiency Accelerator BEA| Oportunidades de la sostenibilidad para San Salvador.

Programa Building Efficiency Accelerator BEA| Oportunidades de la sostenibilidad para San Salvador.

Las edificaciones tienen un gran impacto en la generación de emisiones, que, aunque sean elementos estáticos e inertes, es todo lo contrario funcionan como elementos vivos de las ciudades que como los seres humanos respiran, emiten y viven y al mismo tiempo impactan en el medio.
La importancia de lograr la eficiencia en las edificaciones se deriva del impacto que estos generan actualmente con los métodos convencionales de diseñar, construir y operar hasta el fin de su vida útil, estos generan efectos que se ven reflejados en el cambio climático, poniendo en riesgo nuestro planeta. En el plano mundial las edificaciones consumen más de un tercio de la demanda energética que representan un cuarto de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial.
Las soluciones existen, pero también barreras: en temas de accesibilidad a las tecnologías, la toma de decisiones difusas que dan como resultado la falta de acciones y las barreras de comportamiento institucionales, el funcionamiento del mercado, financiamiento, entre otros. Por lo que uno de los puntos clave es el trabajo colaborativo publico privada, permiten la acción de políticas y proyectos que puedan tener un impacto positivo para poder promover edificios eficientes y reducir los impactos ambientales que estos provocan.

El programa Building Efficiency Accelerator BEA, facilita una Plataforma de colaboración de múltiples partes donde pueden definir políticas y proyectos que busquen la eficiencia de las edificaciones, facilitando la selección de herramientas de evaluación que ayuda a proporcionar a los gobiernos apoyo técnico, bases de datos, y expertos en la materia; facilitando que estos proyectos puedan tener oportunidades de financiamiento internacional para apoyar la implementación de estos cambios y facilite las oportunidades de demostración de los proyectos; además del reconocimiento en actividades internacionales, perteneciendo a una red de colaboración de intercambio de conocimientos.

¿Cuál es el compromiso que adquieren las ciudades que aplican a BEA? La visión es que para el 2030 los edificios nuevos sean altamente eficientes y cero emisiones de carbono, y para 2050, todas las edificaciones apliquen a estos alcances; actuando específicamente en tres compromisos: adoptando una política habilitadora, implementando un programa piloto que pueda ampliarse en edificios adicionales y establecer metas, monitoreando y reportando el progreso, compartiendo las experiencias con ciudades y gobiernos similares.

Este programa ya está aplicándose en diversas ciudades alrededor del mundo y más de 20 de ellas se encuentran en Latinoamérica donde ya se encuentra la ciudad de San Salvador; esto es gracias a las alianzas nacionales e internacionales con la coordinación del World Resources Institute WRI, de la mano de organizaciones multilaterales como el WorldGBC, Naciones Unidas de Medio Ambiente, C40 Cities entre otros, así como empresas multinacionales de servicios.

Parte del proceso que pasan las ciudades es firmar el compromiso e identificar las áreas de interés preliminares; la evaluación de acciones de eficiencia que se ajusten a las necesidades locales, abordar las partes interesadas para ayudar a priorizar acciones, y el desarrollo un plan acción para implementar prioridades. El desarrollo de este proyecto comienza con el apoyo técnico y la experticia para los aliados del acelerador, solicitando ayuda financiera a través del programa, elaborando o adoptando políticas y la documentación técnica e identificar los fondos para el proyecto. Las siguientes fases que ya son de implementación es la aplicación de esta política de forma oficial con su debido financiamiento y personal; y su mejora constante donde ya se define la línea base de la eficiencia de las edificaciones y el seguimiento de las mejoras, compartiendo estos resultados en la red de ciudades BEA y buscando la mejora continua.

Estas estrategias son parte de las acciones que se realizan de manera conjunta buscando reducir las emisiones y que el sector de la construcción tiene una relación directa con la búsqueda de la eficiencia, buscar el bajo impacto de las edificaciones, el cambio climático es una realidad y nuestro compromiso es asegurar las buenas prácticas y asegurar nuestra sostenibilidad.

En El Salvador después de la firma del compromiso de formar parte del programa Building Efficiency Accelerator en junio de 2019, se comenzaron a realizar una campaña informativa con los miembros y aliados de El Salvador Green Building Council: La Alcaldía Municipal de San Salvador, la Oficina de Planificación del Área Metropolitana de San Salvador OPAMSS, Gremiales como el Colegio de Arquitectos de El Salvador así como la Asociación Salvadoreña de Industriales ASI, empresas privadas e instituciones normativas entre otros, donde se han dado a conocer los temas principales en cuanto BEA, el trabajo colaborativo y herramientas de proceso de diseño integrativo, con el fin de realizar sinergias y generar equipos multidisciplinarios para el trabajo colaborativo de la mejora de normas y leyes relacionados con la Política Energética del país y los que están relacionados directamente con la eficiencia energética, generación, regulación, distribución y gestión completa.
Tras el desarrollo de actividades como visitas técnicas en el 2019 a potenciales proyectos piloto dentro del centro histórico de San Salvador, integrado al proyecto de revitalización de la ciudad ha generado un ecosistema de alianzas, partes interesadas, instituciones y empresas en aplicar estrategias de eficiencia energética para favorecer la salud y la habitabilidad de la ciudad de San Salvador, por lo que El Salvador Green Building Council en su labor promotora ha participado en conversatorios y mesas de discusión para buscar sinergias entre organizaciones, gremiales entre otros, para buscar oportunidades de alianzas y sumar actores al desarrollo del proyecto.

El desarrollo local del Building Efficiency Accelerator BEA, fomenta el ecosistema de trabajo colaborativo que representa una oportunidad para la ciudad de San Salvador y con la suma de miembros clave ayude a facilitar la aplicabilidad de estrategias sostenibles y eficientes energéticamente en las edificaciones.
La pandemia del COVID-19, en el año 2020 que ha afectado nuestros países ha dado a conocer las consecuencias de la actividad humana hacia el planeta, por lo que el compromiso del sector de la construcción en nuestro país para la reducción de emisiones, garantiza impactos positivos para el trabajo ante el reto del cambio climático, y dio a conocer la necesidad de mejorar nuestras edificaciones y buscar soluciones sostenibles.

Este acontecimiento mundial afecto el desarrollo de las actividades que, para países como El Salvador, parte del trabajo apoyo para mitigar a los sectores más necesitados, donde ralentizo el trabajo en el marco del BEA, que fomentó el desarrollo de herramientas virtuales para continuar la campaña de concientización para iniciar la gestión del primer kickoff BEA, buscando el apoyo del WorldGBC, WRI y sus aliados estratégicos, a través de la Red de las Américas que constantemente se trabaja para compartir experiencias, herramientas, avances y casos de estudio, para fomentar el desarrollo de las ciudades BEA incluyendo San Salvador.

WorldGBC | Health and Wellbeing Framework – Herramienta Global para buscar la salud y el bienestar en nuestras edificaciones.

WorldGBC | Health and Wellbeing Framework – Herramienta Global para buscar la salud y el bienestar en nuestras edificaciones.

El Health and Wellbeing Framework, campaña que se lanzó el pasado mes de diciembre 2020, que a nivel mundial que busca catalizar el impacto social a través de la cadena de valor del entorno construido. Esta campaña que está motivado por las metas globales planteadas por las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible, este marco de referencia se enfoca en desarrollar edificaciones saludables y equitativos con la naturaleza.

Tras una consulta global de varios años bajo el marco de Salud y bienestar el WorldGBC ofrece una herramienta educativa integral para lograr un entorno saludable y equitativo. Por medio de la experiencia en el entorno construido, la salud y los derechos humanos, el marco se publica como un informe ejecutivo y una herramienta digital. Es un análisis intersectorial de todo estilo de vida de la edificación y la construcción, redefiniendo el alcance de la salud de todas las personas y edificaciones, ciudades y comunidades.

Nuestro país no se queda atrás y ante estas necesidades y la actual situación con la pandemia COVID-19, se tiene un enfoque importante hacia la salud humana, que forma parte de los seis principios de esta herramienta, calidad de ambiente interior, derechos humanos en la cadena de suministro y resiliencia al cambio climático y más. Por lo que se detalla de la siguiente manera:

Protect Health | Proteger la salud:
Tiene como objetivos principales proteger a las personas de la contaminación, manteniendo la calidad de ambiente interior en el aire, mejorar la calidad de la misma, la comunidad y una escala más amplia. Preservar la calidad del agua, para minimizar los riesgos a la salud; y respaldar y mejorar la salud mental de las personas a través del diseño de las edificaciones y de la comunidad. Así como la reducción de las enfermedades infecciosas a través de ambiente construido de las edificaciones.

Prioritise Comfort for Building Users | Priorizando el confort para los Usuarios de las Edificaciones.
Asegurar un consistente confort térmico, de acuerdo a las necesidades de los usuarios, mejorando el bienestar, manteniendo una calidad ejemplar lumínica, buscando priorizar soluciones eficientes en términos energéticos; con confort acústico, y buscar indicadores amplios para respaldar el bienestar de los usuarios incluyendo, olfato, ergonomía y confort visual.
Sin dejar atrás buscar el diseño inclusivo del ambiente interior.

Harmony with the nature | Armonía con la naturaleza
Busca asegurar a los usuarios el acceso a espacios naturales en las edificaciones, ofreciendo un beneficio biofilico del edifico con las personas. Asegura el acceso a espacios abiertos, cuidando la biodiversidad con la huella construida y sus alrdedores.

Healthy Behaviour | Comportamiento saludable
Tiene como objetivo promover actividades especiales, tanto en interiores como en exteriores, fomentando la salud mental de los ocupantes. Así como promover practicas beneficiosas para la salud de los usuarios, incluyendo, nutrición, hidratación y conectividad social.

Social Value | Crear un valor social
Proteger los derechos humanos relacionados con la salud de las personas en las edificaciones a través del ciclo de vida de los mismos.
Encomendar al sector proteger la salud y el bienestar de las personas en el sector de la industria de la construcción y proveer un valor agregado a la comunidad para promover una mejor calidad de vida local.

Take climate action | Tomar acciones ante el cambio climático
Tomar el compromiso de contribuir de forma positiva a la mitigación del cambio climático, por medio de contribuciones net zero, en el ciclo de vida de las edificaciones.
Diseñar para la resiliencia en preparación para la crisis climática y los eventos de clima extremos, incluye usar el agua de forma eficiente trabajando para reducir la crisis hídrica; y asegurar el uso de materiales a través del ciclo de vida de las edificaciones de forma saludable y circular.

Estos principios que destacan este marco, buscar promover la sostenibilidad la salud y el bienestar de las personas en las edificaciones, actualmente estamos sufriendo las consecuencias de nuestro impacto en nuestras actividades por lo que nos vemos en la necesidad de fomentar estas buenas prácticas en nuestro sector. Te invitamos a que conozcas más sobre los principios del marco de Salud y Bienestar que promueve el WorldGBC, visita la página: https://worldgbc.org/health-framework

Protocolos de reingreso post COVID – WELL Health Safety Rating

Protocolos de reingreso post COVID – WELL Health Safety Rating

El regreso a espacios de trabajo post COVID-19 donde se garantice al usuario espacios seguros, que priorice la salud y su bienestar es un reto que enfrenta todo el mundo. Ante esta necesidad el International WELL Building Institute (IWBI), organización que trabaja promoviendo edificios saludables, con el apoyo de expertos y líderes de la salud desarrollan el WELL Health Safety Rating, dando respuesta a un adecuado retorno ante el coronavirus y otras enfermedades respiratorias.

El WELL Health-Safety Rating para Operaciones y Mantenimiento es un sistema de calificación, verificado por un tercero para nuevas y existentes edificaciones, contando con diversos tipos de aplicación. Buscando crear confianza en los usuarios, siendo flexible ya que puede aplicarse a diversos tipos de organización, accesible y escalable.

El sistema cuenta con 21 atributos a cumplir, enfocándose en 5 principales objetivos:

1. Procedimientos de limpieza y desinfección
El COVID-19 y otras enfermedades suelen transmitirse por medio de contacto de superficies, por eso es importante mantener fuertes protocolos de limpieza.

Promover el lavado de manos, ofreciendo contenedores de jabón líquido y secado de manos por medio de toallas de papel o secadores con filtros HEPA.
Reducción de superficies de contacto, identificando cuales son las superficies de mayor contacto en el espacio e implementar estrategias para reducir la frecuencia o necesidad de tocarlos.
Mejorar las prácticas de limpieza, desarrollando planes de limpieza especificando frecuencia de estos, entrenamiento a personal, distribución de áreas de limpieza entre otras.
Seleccionar productos de limpieza adecuados, restringiendo ingredientes que sean dañinos o peligrosos en los productos de desinfección.

2. Programas de preparación para emergencias

Tener planes ante emergencias y resiliencia, garantiza a las organizaciones que estén preparadas ante una crisis, como pandemias, y lograr recuperarse ante ella.

Desarrollo de un plan de preparación para emergencias, y capacitar a los usuarios para darle respuesta.
Creación de plan de continuidad empresarial, consiste en preparar a las organizaciones a operar durante y en recuperación después de una emergencia.
Plan para un reingreso saludable, ajustando políticas de operación y protocolos ante el regreso.
Proporcionar recursos de emergencias, como kit de primeros auxilios, medición de ritmo cardiaco, y mostrando información ante cómo proceder a una emergencia.
Reforzar la resiliencia ante emergencias

3. Recursos de servicios de salud

Brindar apoyo a los usuarios enfocado en temas de salud, para lograr disminuir enfermedades y recuperación de las mismas.

Proporcionar incapacidad por enfermedad, y así reducir los contagios en los espacios por alguien que está enfermo, permitiéndole quedarse en casa.
Proporcionar beneficios para la salud, teniendo acceso a servicios esenciales de salud.
Apoyo a la recuperación de la Salud Mental, el proyecto debe ofrecer servicios de apoyo para eventos traumáticos, a los empleados por medio de apoyo profesional durante emergencias.
Proporcionar vacunas contra la Influenza, por medio de programas anuales antes de la época de influenza en la región.
Promover un ambiente libre de fumar, reduciendo la exposición al usuario y contaminación de tabaco.

4. Gestión de la calidad del aire y el agua

Las personas pasan aproximadamente 90% de su tiempo en espacios cerrados, siendo importante garantizar niveles adecuados en el aire y agua, ya que si no hay un buen manejo pueden afectar la salud, en enfermedad e infecciones.

Evaluación de la ventilación, inyectando aire exterior al interior de los espacios para evitar el recirculamiento de aire.
Evaluación y mantenimiento de los equipos de aire, realizando inventario de los componentes del sistema de aire, y dando limpieza por medio de lámpara UV y cambio constante de filtros.
Desarrollar un plan de manejo de Legionella, teniendo un control constante de calidad de agua.
Monitoreo de la calidad de aire y agua, obteniendo parámetros adecuados de cada uno.
Control de Moho y Humedad, por medio de inspecciones en posibles fuentes de agua en toda la edificación.

5. Compromiso y comunicación de las partes interesadas

El involucramiento de actores en la creación de acciones que coordinen, apoyen, y comuniquen medidas seguras ante el regreso genera confianza en todos los usuarios.

Promover la Salud y el Bienestar, comunicando la misión orientada a la salud del proyecto, guía de conocimiento de atributos aplicados, y capacitación a los colaboradores.
Compartir información de Inspección de Alimentos, realizada por un tercero y garantizar medidas de higiene necesarias.

La Innovación es una estrategia a considerar en el sistema por medio de la excelencia del proyecto, propuesta de innovación, poseer un WELL AP en el equipo desarrollador, o tener la certificación WELL activa en el proyecto.

La aplicación de WELL Health Safety Rating brinda las herramientas necesarias para proteger, priorizar y brindar confianza de un retorno seguro a todos los ocupantes de un proyecto.

Protocolos de reingreso post COVID – LEED Créditos Pilotos

Protocolos de reingreso post COVID – LEED Créditos Pilotos

En El Salvador Green Building somos referentes en temas de construcción sostenible y sus beneficios, uno de nuestros objetivos es velar por el bienestar de las personas. Actualmente debido a la situación de COVID-19 nos hemos sumado ante esta realidad al contar con los recursos para reingresos seguros a oficinas cumpliendo con estándares internacionales.

Un retorno seguro debe garantizar el cumplimiento de estrategias que brinden bienestar y mejoras en la salud de los usuarios, minimizando el contagio del virus en las áreas de trabajo por medio de implementación de protocolos de limpieza, mediciones constantes de niveles en calidad de aire, y operación y mantenimiento de equipos dentro de la edificación.

El U.S Green Building Council ha desarrollado diferentes acciones para afrontar el re ingreso alineados con la salud pública, desinfección y limpieza de espacios. Esto por medio de la implementación de 6 créditos pilotos denominados: Seguridad Primero.

1. Crédito Seguridad Primero: Limpieza y Desinfección de tu espacio. Busca la creación de prácticas saludables desde la adquisición de productos de limpieza, procedimientos y capacitación para personal de limpieza, educación de ocupantes etc., siguiendo el cumplimiento de estándares reconocidos.

2. Crédito Seguridad Primero: Reingreso a tu Espacio de Trabajo. Evalúa y planifica el reingreso, midiendo el progreso una vez que el espacio está ocupado. Promueve requisitos de mejores prácticas en operaciones y comportamiento humano para tomar precauciones contra la propagación de COVID 19.

3. Crédito piloto Seguridad Primero: Recomisionamiento del Sistema de Agua del Edificio, busca por medio de un trabajo multidisciplinario la elaboración y aplicación de un plan de gestión del agua que adopte medidas para mejorar la calidad del agua del suministro comunitario, así como el edificio.

4. Crédito Seguridad Primero: Gestión de la Calidad del Aire en Interiores durante el COVID-19. Garantiza el funcionamiento adecuado de los sistemas de calidad del aire, por medio de ajustes en el aumento de la ventilación, filtración de aire, distanciamiento físico de los ocupantes y aplicación de medidas indicadas en los recursos de salud pública e industria para minimizar la propagación del COVID-19 a través del aire.

5. Crédito Seguridad Primero: Planificación de Pandemia. Este crédito ayuda a las ciudades y comunidades a prepararse, controlar y mitigar la propagación de enfermedades durante una pandemia. El plan debe de incluir un grupo de trabaje que documente antecedentes identifiquen vulnerabilidades de salud, y preparar e identificar el sistema de atención médica, así como la educación a la comunidad y partes interesadas.

6. Crédito Seguridad Primero: Equidad social en la planificación de pandemia. Dentro de la planificación se debe contar con un oficial que haga cumplir la equidad en la estructura,contando con la participación de diversos sectores miembros de la comunidad, y demostrar cómo las políticas, procedimientos, e instalaciones impactan a los grupos de bajos ingresos, vulnerables o en riesgo.

Estos créditos pilotos (1-4) se encuentran disponibles para proyectos LEED certificados o en proceso de certificación, LEED 2009, LEED v4 y LEED v4.1, y los créditos pilotos (5-6) para proyectos LEED para Ciudades y Comunidades.

Su aplicación se vuelve indispensable en estos momentos donde las diferentes empresas buscan la seguridad y salud de sus colaboradores, El Salvador no es la excepción, promoviendo las mejores prácticas en la operación de edificaciones y el bienestar humano para tomar precauciones ante el contagio del virus.

Para mayor información puedes contactarnos: info@elsalvadorgreenbc.org

QUÉDATE EN CASA: ESTRATEGIAS PARA REALIZAR TRABAJO DE OFICINA EN CASA

QUÉDATE EN CASA: ESTRATEGIAS PARA REALIZAR TRABAJO DE OFICINA EN CASA

Ante la situación que se vive a nivel mundial acerca del virus COVID-19, la Organización Mundial de Salud OMS brindó recomendaciones a las compañías, empresas e instituciones de buscar modalidades alternas de trabajo con el fin de evitar las aglomeraciones; ya que son potenciales focos de infección para la propagación del virus. Por lo que la modalidad de HOME OFFICE o Trabajo desde Casa, se promueve de modo que con el apoyo de la tecnología es posible cumplir con los horarios de trabajo adecuados.

Ante esta modalidad existen dificultades en cumplir con las tareas laborales y que éstas no se mezclen con las tareas del hogar, por lo que se brindan algunas recomendaciones prácticas para facilitar el trabajo en el hogar.

En primer lugar, las compañías deben brindar a sus empleados la tecnología necesaria para desarrollar las actividades laborales de manera remota teniendo en cuenta tres aspectos fundamentales:
Flexibilidad laboral
Trabajo en equipo
Uso de nuevas tecnologías
Dentro de las recomendaciones para trabajar desde casa sin que afecte la productividad, los resultados y la salud de los empleados, se encuentra:

Acondicionar un espacio en casa, ventilado, ordenado y tranquilo que favorezca a la concentración, garantizando luz y mobiliario adecuado para trabajar.
Establecer y mentalizar horarios de trabajo.
Programar tiempos de descanso. Se recomienda que sean máximo de 15 minutos.
Aprovechar la tecnología, para optar a tomar cursos en línea, diplomados, y mantener constante trabajo por medio de plataformas de videoconferencias con el equipo de trabajo.
Buscar la comodidad, pero no excederse. Ya que puede generar desconcentración.
Establecer una rutina diaria con el fin de dividir las actividades de trabajo, hogar y salud para mantener un equilibrio.

Es importante mantener una alimentación sana por medio de una planificación de las comidas diarias y el establecimiento de horarios para el consumo, que contribuye a fortalecer el sistema inmune; y realizar ejercicios moderadamente para brindar una sensación de bienestar, disminuyendo los niveles de estrés y aumentando la actividad durante el día.