Los materiales de construcción juegan un papel importante en el impacto ambiental que tendrá una edificación, ya que en el proceso de su fabricación consumen recursos, generar residuos, demandan energía, agua, etc. volviendo necesario contar con información comparable, cuantificable que permita valorar el impacto ambiental que tiene los productos en el momento de construir un proyecto sostenible

La normativa ISO 14 020: “Etiquetas y Declaraciones Ambientales” es conjunto de herramientas voluntarias como mecanismos mediante los cuales se le proporciona a los compradores información sobre los efectos ambientales del consumo o utilización de un determinado producto obtenido por medio de métodos científicos que proveen información sobre el proceso de fabricación del mismo.

De acuerdo con las normas ISO, se definen tres tipos de etiquetado ambiental de un producto, y se clasifican en:

Tipo I: Etiquetas verdes (Norma ISO 14024) Características del producto que lo hacen amigable con respecto a otros comparados

Tipo II: Auto declaraciones Ambientales (Norma ISO 14021). Las cuales son avaladas por el mismo fabricante enfatizando ciertos requerimientos.

Tipo III: Declaración Ambiental de un Producto (Norma ISO 14025). Contienen información sobre los datos ambientales de ciclo de vida de un producto o servicio.

Siendo el último Tipo III: Declaración Ambiental de un Producto (EPD por sus siglas en inglés Environmental Product Declaration) la de mayor credibilidad al ser la única que está sujeta a la verificación de la información por un ente tercero independiente, y luego ser publicadas y ser disponibles su información de manera online.

Las EPD ofrecen un estándar internacional de comunicación para comparar y describir objetivamente el impacto ambiental de un producto a lo largo de todo su ciclo de vida, desde su creación hasta su disposición final, esto es regulado bajo la normativa ISO 14 025.

Los pasos seguir para realizar una EPD son:

1. Seleccionar las Reglas de Categoría del Producto (PCR) relacionados con el producto
2. Realizar un Análisis de Ciclo de Vida (LCA) del producto
3. Recolectar información resultante en formato EPD
4. Verificar la información por medio de un ente tercero acreditado
5. Registro y publicación de EPD

Como primer paso es seleccionar las Reglas de Categoría del Producto (PCR por sus siglas en inglés Product Category Rules) las cuales son un conjunto de reglas específicas, requisitos y lineamientos para el desarrollo de EPD para una o más categorías de producto.

Una de las etapas fundamentales es el recolectar información por medio de los métodos presentados en la ISO 14 025 descrito en el Anexo A del documento Instrucciones del Programa General. Describiendo el Análisis del Ciclo de Vida (LCA por sus siglas en inglés Life Cycle Assesment) la cual es una herramienta que analiza el impacto ambiental de un producto, sistema o servicio desde la adquisión de materia prima, producción, uso y fin de vida útil. Al identificar el impacto crítico, puede reducir los impactos ambientales donde son más beneficiosos y rentables.

Actualmente existen diversas organizaciones que pueden verificar la información de la EPD como lo son: NSF International (National Sanitation Foundation), Institut Bauen und Umwelt e.V., The International EPD System entre otros.

Las declaraciones ambientales de producto no es una evaluación de un producto de construcción, pero muestra claramente el impacto ambiental comparado con otro de su misma categoría ayudando a identificar el adecuado para un proyecto sostenible respaldado por normas internacionales y un ente tercero.